¡Corrupción! Exdirector de la CDEEE denuncia sobrevaluación con más de RD$7 Mil Millones la Hidroeléctrica Pinalito

Santo Domingo.- Un gran escándalo ha vuelto a acaparar la atención pública con la revelación hecha por el ex-director de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), ingeniero César Sánchez, de que  la recién inaugurada Hidroeléctrica de Pinalito fue sobreestimada con más de 7 mil millones de pesos.

El ingeniero  Sánchez, en cuya administración la CDEEE firmó en 2002 el contrato con la compañía brasileña  Odebrecht, informó el pasado sábado en el programa  Nuria en el 9, que en ese momento habían estimado  el costo del proyecto en  110 millones de dólares, pero  se firmó por  131 millones, debido a que se  incluyeron   5 millones para el estudio de Impacto Ambiental y la recuperación de todas las cuencas,  10 millones de dólares  para la supervisión de la obra y  2 millones de dólares para imprevistos. Pero  en un  tercer adendum, cuando la compañía supervisora presentó su propuesta  formal de gastos, su administración logró rebajar el monto del contrato de  131 a 119 millones de dólares, el precio del contrato.

Eso incluyó una disminución de 10 millones de dólares en el componente de  mano de obra extranjera en el proyecto. Sin embargo, el ingeniero Sánchez reveló que tiene informes de que la inversión en la obra anda por los  340 millones de dólares. Esta suma es  aproximadamente 200 millones de dólares más de lo que firmó su administración. Explicó que la publicidad gubernamental se queda corta cuando propaga que en la obra se habrían invertido unos  300 millones de dólares.

Cuando se le preguntó a Sánchez el por qué fue tan significativo el aumento en el valor de la obra consignado en el contrato inicial, sugirió que se le pida  a las autoridades    explicar por qué esa obra, en vez de costar 130 ó 140 millones de dólares, terminó en   7,000 millones de pesos más de lo que debió costar.

El  proyecto original consistió  en una presa de 70 metros de altura y 50 megavatios.

El mismo  captaría el agua del río Sonador y del río Blanco.

Los túneles para hacerla realidad tendrían una longitud de 12  kilómetros.

Empero,  la  administración de la CDEEE que siguió a la suya le introdujo algunos cambios que, a juicio de Sánchez, no son tan significativos  como para aumentar el presupuesto de manera exorbitante.

Y se preguntó si tres nuevos kilómetros de túnel  adicional cuestan 54 millones de dólares.

Al comentar la información de que originalmente el financiamiento se pagaría en cuatro años, pero con los cambios al proyecto se pagaría si acaso  en 30 años, Sánchez explicó que el costo de esa hidroeléctrica garantizaba que “los hijos nuestros la podían pagar de 10 a 12 años”, con lo que quiso  decir que era un proyecto financieramente viable, porque iba a durar aproximadamente 30 años, por lo que  los próximos 12 años iban a ser beneficios para el país.

Otras informaciones graves sobre el proyecto reveladas por Sánchez son que hubo oposición de la compañía supervisora, “al extremo de que el ingeniero gerente que conocía bien este proyecto renunció porque no estuvo de acuerdo; ellos lo modificaron, hicieron un cambio de túneles donde le aumentaron tres kilómetros para  sacar provecho”.

Sánchez también se refirió al señalamiento de que lo que ha pasado con  la obra  invoca una inviabilidad financiera de los futuros proyectos hidroeléctricos en el país.

Explicó que esto es  debido a que un proyecto cotizado a 2,000 dólares por kilovatio, aumenta luego en cifras desproporcionadas. Al respecto, Sánchez consideró que con  lo que acaba de decir la CDEEE,  que ha gerenciado el  proyecto hidroeléctrico, de que ha sido cotizado a 6 mil dólares por kilovatio, “aquí va a venir todo el mundo a querer hacer proyectos hidroeléctricos. Nos van a arrancar el dinero del futuro, porque debió de ser 2 mil dólares por kilovatio”.

En el programa Nuria en el 9 se llamó la atención hacia el hecho de que en otros países latinoamericanos donde se están construyendo hidroeléctricas, como Honduras, que trabaja con el mismo contratista de Pinalito, la firma  Norberto Odebrecht, el precio unitario por kilovatio  está en 2,860 dólares, y en Panamá en 5,525 dólares, con una capacidad de megavatios mucho más fuerte que la del país.

Se explicó que la hidroeléctrica de Honduras tiene una capacidad de 210 megavatios y la de Panamá de 223 megavatios.

La presa de Pinalito  triplica aquellos  precios y sólo con una capacidad como de 50 megavatios, que sale en más de 6 mil dólares la unidad por hora de megavatio.

El costo total de la hidroeléctrica de Honduras, con 210 megavatios, es de 600 millones de dólares, y el  de Panamá  de 223 millones de dólares, para 563  megavatios.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar

Nacionales

Organizaciones arremeten contra el presidente Abinader por deportaciones masivas de haitianos; dicen gobierno tiene campaña de «limpieza étnica»

15 noviembre 2022 Servicios de Loquesucede.com 0

SANTO DOMINGO.- Organizaciones condenaron las deportaciones masivas y el reciente decreto que contempla la expulsión de extranjeros que ocupen o invadan irregularmente propiedades públicas o privadas, lo que afecta especialmente a los haitianos. En un […]