Mesa de Coordinación Nacionalista realiza parada patriótica en la Plaza de la Bandera

El colectivo ciudadano “Mesa de Coordinación Nacionalista” realizó el día de hoy en la Plaza de la Bandera una parada patriótica a propósito de la conmemoración  de la promulgación de la primera constitución de la República Dominicana.

A la actividad asistieron varios grupos nacionalistas con incidencia en toda la geografía nacional preocupados por el devenir histórico de la nación y por las políticas de fronteras abiertas que ha implementado el actual gobierno del Partido de la Liberación Dominicana.

En la actividad se le dio lectura a un documento en el que se le exigen a las fuerzas vivas de la nación poner en marcha un conjunto de medidas tendentes a reducir a mínimos la presencia ilegal de inmigrantes haitianos.

Mas abajo hacemos reproducción íntegra del documento leído por el dirigente nacionalista Dámaso Adames.

Dominicanos, nos reunimos hoy aquí a conmemorar la entidad jurídica más importante de nuestro Estado Nacional, nuestra constitución política; pacto social, ley de leyes que rige nuestra nación.

Nosotros conscientes que la supervivencia de nuestra nación es amenazada, por una conjura entre grupos supranacionales, organismos internacionales y el gobierno dominicano, quien ha vendido nuestra soberanía, nuestro territorio, nuestra cultura de más de 500 años a promotores del Nuevo Orden Mundial, buscando dinero e impunidad.

Esa gente financia con dinero que pagaremos nosotros, nuestra destrucción; por eso hoy aquí, estamos defendiendo nuestra herencia legada por Juan Pablo Duarte y los trinitarios.

Nuestra constitución es el alma nacional, en ella se plasma nuestro proyecto de nación y se define, quien es dominicano, porque lo es, sus derechos y el alcance de esos derechos.

Nuestro Tribunal Constitucional interpretando la constitución emitió la sentencia 168-13 que se ha erigido en nuestra única frontera, pues ni la frontera física ni la frontera política existen y la frontera social está siendo demolida con está invasión.

Para esto último, Las Naciones Unidas, avanzada del Nuevo Orden Mundial en complicidad con nuestro propio gobierno, han decidido apoderarse de nuestras escuelas a sabiendas que del niño nace el ciudadano y el patriota; las han inoculado con sus agendas globalistas de: fronteras abiertas, aborto masivo, anticoncepción generalizada y agenda LGBT; estrategia perversa y antiética, buscando la reducción de la humanidad y la concentración de la riqueza en poderes no electos y supranacionales.

En esta situación la MESA DE COORDINACIÓN NACIONALISTA, entidad patriótica, no partidista y no violenta, en coordinación con otros nacionalistas hemos decidido reclamar al estado dominicano, respeto a nuestra Constitución, respeto a nuestras leyes adjetivas y respeto a la dominicanidad con la Plaza de la Bandera como testigo.

Hoy aquí, reclamamos al gobierno dominicano el cumplimiento irrestricto e impostergable de la sentencia 168/13, instrumento legal incuestionable y piedra angular de la dominicanidad.

Hoy aquí, reclamamos al gobierno un plan serio de expulsión de invasores ilegales de nuestro territorio estén documentados o no.

Hoy aquí, reclamamos al gobierno dominicano la construcción de un muro físico que impida el cruce desde Haití, de persona, mercancías, armas y drogas; que amenazan nuestra seguridad nacional, la de nuestros aliados y vecinos como los EEUU.

Hoy aquí, reclamamos al Consejo Nacional de la Magistratura la escogencia de jueces para las altas cortes que sean íntegros, patriotas, con carácter; que implanten la ley con decisión y sabiduría, en beneficio de los mejores intereses de la nación dominicana.

Hoy aquí, reclamamos al Tribunal Constitucional la declaración de inconstitucionalidad de la ley 169/14, aborto seudojuridico que degrada la sentencia 168-13.

Hoy aquí, exigimos terminar con los privilegios de los invasores, que se alimenta en nuestros comedores económicos, que remesan el fruto del trabajo nacional, que curan sus enfermedades y alumbran sus hijos en nuestros hospitales; además educan sus niños en nuestras escuelas, cargándonos todo el costo a los dominicanos, a nuestros impuestos, a quienes paradójicamente ellos odian, difaman y desprecian.

Estos suplantadores no reverencian nuestro himno y bandera, pretenden expulsar a dios de nuestras escuelas y tienen el descaro de reclamar enseñar creol oficialmente.

A ellos les decimos entiéndanlo, les será imposible borrar, eliminar o desterrar los valores de la dominicanidad; no podrán extirpar nuestra identidad cultural para convertirnos en un amasijo social con mentalidad e idiosincrasia haitianas.

Se frustraran sus deseos de salvaguardar los hijos de Dessalines en nuestra tierra, para destruir la patria de Juan Pablo Duarte; dicho de forma clara, no crearan haitianos con el gentilicio “Dominicano”.

No seamos “indolentes y serviles” como expresa nuestro himno, sigamos trabajando en unir la nación dominicana contra estas acciones destructoras, recordemos que mientras dos dominicanos se reúnan bajo el lema DIOS, PATRIA Y LIBERTAD; habrá dominicanidad y podremos reconstruir nuestra patria.

Nosotros, escúchenlo bien, nosotros los dominicanos sin nombradía ni abolengo, defenderemos, protegeremos y evitaremos el crimen que nuestro gobierno le permite al Nuevo Orden Mundial, de implantar esa agenda globalizadora, que intenta borrar el lema DIOS, PATRIA Y LIBERTAD, que intenta destruir el estado REPUBLICA DOMINICANA y que intenta aniquilar LA NACION DOMINICANA; jamás lo permitiremos, defenderemos nuestro territorio, defenderemos nuestra cultura; estamos totalmente comprometidos en mantener imperecedero el legado de nuestro patricio Juan Pablo Duarte.

VIVA LA NACIÓN DOMINICANA, VIVA JUAN PABLO DUARTE, VIVA ETERNAMENTE LA REPÚBLICA DOMINICANA.