Milton Morrison considera declaraciones de Leonel como “cínicas y causantes de vergüenza”

El dirigente político Milton Morrison calificó hoy como cínicas y causantes de vergüenza ajena las declaraciones del expresidente Leonel Fernández, quien cuando se le preguntó por el caso Odebrecht dijo ¨Yo no soy juez¨ a sabiendas que en su gobierno se nombraron la mayoría de los jueces que conocerán ese expediente y algunos son vinculados a su partido.

“La población tiene sed de justicia porque sabe que el medicamento que le falta a los envejecientes y a  los niños, la comida que no llega a la mesa, las dificultades del día a día y la violencia en las calles tienen su origen en esa impunidad y en ese falso liderazgo que, en vez de procurar que los corruptos caigan, se lava las manos alegando no tener nada que ver con las acusaciones sobre personajes que ocuparon puestos durante su gestión. Leonel, usted no es juez pero puso los jueces”, declaró Morrison.

Indicó que el problema de la corrupción no es sólo Odebrecht, sino que la mayoría de lo que se compra y contrata en la administración pública, casi todo, está sobrevaluado, por ello el presupuesto no alcanza.

Morrison, presidente de País Posible,  alertó de la situación grave que vive República Dominicana en cuanto a la corrupción, que ha destrozado la confianza de la ciudadanía en las instituciones, en la política y el sistema democrático.

El aspirante a la presidencia denunció que la política dominicana ha demostrado no estar a la altura de la gravedad de los hechos. “El presidente está mudo, el gobierno calla, y a la oposición nadie la entiende. ¡Nadie habla claro!La política ha quedado secuestrada por los compromisos partidarios, por las lealtades mal entendidas, por las complicidades sospechosas”.

Consecuencias de la corrupción. En una rueda de prensa, Morrison resaltó los graves efectos que tiene la corrupción en la economía del país, la cual provoca que nadie quiera invertir en un lugar donde las leyes se vulneran sin que se imponga un castigo justo y merecido a los culpables. “La corrupción es un buen negocio para los corruptos, pero un mal negocio para la vida económica del país: enriquece a unos, pero nos empobrece a todos. La corrupción encarece las obras y los servicios, y reduce el impacto de los recursos públicos en la vida de la gente”.

Frente a ese panorama sombrío, Morrison declaró que desde País Posible exigirá a las autoridades respuestas profundas y verdaderas, apoyando todas las iniciativas sociales e institucionales que promuevan una regeneración ética de la vida pública, puesto que los dominicanos necesitan una nueva esperanza.

En los próximos días País Posible depositará un documento en la Procuraduría General de la Republica donde señalarás las fallas del expediente de la Procuraduría que podría desencadenar en la libertad de los imputados.

“Esta crisis política es el final de una época, una época que ha marcado una manera de hacer política. Una época que ha colapsado, que ha fracasado, que debe terminar”, expresó Morrison al presentar a País Posible como una esperanza para los que sienten vergüenza e indignación y para los que quieren otra política para República Dominicana.