Moradores de San Francisco de Macorís amenazan con pegarle fuego al tribunal caso Emely Peguero

Moradores de San Francisco de Macorís amenazaron con pegarle fuego al tribunal donde se ventiló el caso de Emely Peguero.

Los habitantes de allí reaccionaron molestos por la condena de cinco años impuesta a Marlin Martínez, a quien el tribunal solo la halló culpable de ocultamiento de cadáver y sustracción de menores. Mientas que su hijo Marlon fue condenado 30 años de prisión por el asesinato de Emely Peguero.

Luego que los jueces leyeran la sentencia, personas que se aglomeraron en las afueras del Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís llamaron a lanzarse a las calles e iniciaron una manifestación.

Decenas de agentes policiales y militares tratan de controlar la manifestación, lanzando bombas lacrimógenas y disparos al aire. “Es injusto”, “eso es poco”, “eso es un abuso”, eran algunas de las expresiones de la gente, que querían que Marlin se le impusiera una condena mayor.

Uno de los manifestantes responsabilizó a los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de ser los responsables de lo que ocurra en esa ciudad.

Tras el dictamen de los jueces, los imputados fueron sacados rápidamente bajo estrictas medidas de seguridad.