OPINION: Fatiga y hastío ante la babel que amenaza dividir al PLD. Por Juan Bolivar Díaz

El balance de la semana es devastador para la fracturada unidad del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) con enfrentamientos hasta personales, aunque asoman intentos para conciliar las diferencias, que no son ideológicas, entre sus dos mayores líderes, el presidente Danilo Medina y el expresidente Leonel Fernández.

La fatiga y el hastío que produce la intensa y extensa confrontación en el peledeísmo se refleja ya en los más diversos sectores y en los medios de comunicación, pero por encima de ello resaltó la declaración de la embajada de Estados Unidos promoviendo la lucha contra la corrupción, el respeto a la Constitución y las elecciones libres como indicadores democráticos.

Aconteceres relevantes

Tres acontecimientos relevantes dentro de la crisis que sacude al PLD se produjeron a principios de semana: la denuncia del periodista peruano Jaime Baylyde que Leonel Fernández estaría siendo financiado por corruptos venezolanos y que Estados Unidos habría comunicado a Danilo Medina su desacuerdo con la reforma constitucional para canalizar otra reelección, la reunión del presidente con sus legisladores y precandidatos presidenciales excluyendo a Leonel, y la confrontación personal que suspendió una sesión de la Cámara de Diputados.

Lo de Bayly fue denunciado de inmediato como una “reedición del quirinazo”, de hace 4 años, cuando Ernesto Quirino Paulino, convicto en Estados Unidos por narcotráfico, vino al país para sostener que él había financiado campañas de Fernández, lo que afectó sus esfuerzos por volver a la candidatura presidencial. Desde entonces se les atribuye a funcionarios de la intimidad política de Medina. Aquella vez el presidente del PLD evadió las acusaciones, pero ante Bayly respondió que “las mentiras lanzadas por un desacreditado orquestador de fábulas, constituyen una infamia inaceptable”, y sus seguidores expresaron indignación.

La ocurrencia repercutió en la Cámara de Diputados, donde el martes los leonelistas se negaron a apoyar un proyecto del Gobierno, por lo que consideraban una agresión a su líder. La sesión hubo de ser suspendida tras un enfrentamiento cara a cara entre el diputado Henry Merán, vocero del leonelismo y la diputada Lucía Medina, hermana del presidente. En una encendida discusión en medio de la sesión, Merán llegó a gritarle que no le teme a ella ni a su hermano.

Danilo excluye a Leonel

Una contundente expresión del alto voltaje de las energías peledeístas lo constituyó la reunión efectuada el lunes por el presidente Medina con los legisladores que lo siguen, los presidentes de ambas cámaras legislativas, dirigentes del partido y seis precandidatos presidenciales peledeístas, con la exclusión de Leonel Fernández.

Según lo dicho por el vocero del PLD en la Cámara de Diputados, Gustavo Sánchez, el presidente Medina no definió allí si buscará la candidatura presidencial, pero se rechazó la propuesta que habían formulado los leonelistas para que el partido se reservara todas las candidaturas de sus actuales senadores y diputados, así como de los alcaldes de los mayores municipios, para no someterlas a las elecciones primarias de octubre.
Resalta que la respuesta a esa propuesta se produjera tal como había sido formulada, fuera de los organismos del partido, lo que afianza la lucha grupal. Se basaron en su carácter antidemocrático, aunque la aprobaron hace cuatro años cuando el Comité Político (CP) diseñó acuerdos entre las facciones para reformar la Constitución en aras de una última postulación presidencial de Medina que fue incluida, como transitorio, en la Carta Magna.

Los leonelistas sufrieron un revés con el contundente rechazo a una propuesta que contenía una dosis de transacción en beneficio de los legisladores y alcaldes actuales, independientemente de quién predomine en la feroz lucha entre las dos facciones peledeístas, porque ayudaría a compensar y resignar a quienes pierdan la batalla.

Asomos de conciliación

Desde hace meses se sabe que en el partido morado hay quienes creen necesario un nuevo pacto para salvar su unidad, y esta semana dos influyentes miembros de su CP volvieron a urgir su necesidad. Primero fue Felucho Jiménez, quien dijo por radio que “avizoro una división, que parece ser inevitable”, agregando que él mismo ha abogado por una salida a la crisis, partiendo de que las diferencias no son ideológicas. “Pero lo veo difícil”.

Jiménez precisó que ha realizado gestiones, hasta ahora sin éxito, porque para ello se requeriría que ambos líderes estén dispuestos a una avenencia que él no ve llegar. En internet se puede hallar otra intervención de Jiménez, en el programa televisivo Hoy Mismo, donde también se mostró pesimista, pero apelando a sus compañeros, sosteniendo que una derrota electoral implicaría para ellos la pérdida de 300 o 400 mil empleos.

El jueves volvió a escena uno de los más veteranos dirigentes peledeístas, desde que fuera legislador “electo” por Trujillo al final de aquella era, don Euclides Gutiérrez, quien la semana anterior había lanzado el grito de “¿Hacia dónde vamos?” responsabilizando a Leonel y Danilo por la crisis del partido. Ahora el miembro del CP pidió a los peledeístas que no hablen tanto, que se callen, “si queremos la continuidad necesaria del PLD en las riendas del Gobierno”.

La realidad es que el PLD se ha quedado sin una instancia de mediación y con pocos con autoridad para mediar, entre otras razones porque los dirigentes hace muchos años que no se someten al veredicto democrático de sus bases, como resaltaron el miércoles en el Almuerzo Corripio las integrantes de una Corriente Institucional, Melanio Paredes, Paíno Abreu, Joaquín Ramírez, Ana Silvia Reynoso, Eli Bencosme y Félix Castillo. Dijeron que los del CP no se eligen desde el 2001 y los del Comité Central desde el 2005. Se auto prolongan sus mandatos.

Urgieron al retorno a los métodos y doctrina boschista sosteniendo que “si el PLD no reencuentra el cauce institucional que resuelva en buena lid el problema de la candidatura presidencial, es muy probable que salga del poder. Y no creen que el camino sea la reforma constitucional para repostular al presidente Medina.

El meta mensaje de EU

Rompiendo su tradicional actitud de no responder a versiones oficiosas, la embajada de Estados Unidos sorprendió cuando el miércoles emitió un comunicado para desmentir al menos una parte de las afirmaciones del periodista Bayly, la referente a la supuesta reunión del encargado de negocios de la sede diplomática, Robert Copley, con el presidente Medina para manifestarle la oposición de su gobierno a la reforma constitucional reeleccionista.

Tras el desmentido aprovecharon la oportunidad para colar que “sin embargo, la transparencia, buena gobernanza, y compromiso con las instituciones democráticas son condiciones necesarias para las inversiones estadounidenses, en particular las inversiones respaldadas por el Gobierno de Estados Unidos”. Sin que le preguntaran al respecto, la Embajada agregó que “la lucha contra la corrupción, el respeto a la Constitución y las elecciones libres e imparciales son indicadores sólidos del compromiso de un país con la democracia”.

No menos sorprendente resultó la declaración del Ministro de Economía Isidoro Santana, quien al responder a los reporteros expresó su convicción de que no es correcta la modificación constitucional y añadió: “Es más entiendo que el presidente Danilo Medina, después de haber hecho una de las mejores gestiones de gobierno en la República Dominicana, no va a manchar su nombre frente a la historia embarcándose en una situación de esta naturaleza”.

Se extendería hasta agosto

Por todas partes, en reuniones sociales y en los medios de comunicación, y ya lo expresan hasta declarados peledeístas, empieza a manifestarse la fatiga y el hastío de una lucha sin cuartel que pasa del año, que involucra instituciones y recursos estatales y que aparentemente será extendida hasta el 22 de agosto, límite oficial para inscribir los candidatos que participarán en las elecciones primarias del 7 de octubre, como lo informó el coordinador de la Comisión Nacional Electoral del PLD, Lidio Cadet.
Se creía que todas las precandidaturas serían inscritas a más tardar el 7 de julio, al iniciarse la precampaña electoral. Pero aparentemente se juega al paso del tiempo para ver si aparece la brecha por donde colar la reforma de la Constitución, sin la cual la Junta Central Electoral no podría aceptar la inscripción de Danilo Medina. Tanto Felucho Jiménez como Melanio Paredes dicen temer que la guerra llegue hasta el minuto final.
Cada vez son más los que creen que cualquiera que sea el desenlace, la crisis tendrá un costo político para el PLD, que definitivamente ha dejado atrás la disciplina que pregonó durante sus primeras tres décadas.

Frases resonantes de dirigentes del PLD

• Vicepresidenta Margarita Cedeño: candidaturas de Leonel y Danilo sería perder-perder, una tercera vía sería ganar-ganar, y saldría más barata.
• Felucho Jiménez: avizoro una división que parece inevitable. Perder las elecciones pondría en riesgo de 300 a 400 mil empleos.
•Monchy Fadul: el que se quiera ir del partido, que se vaya.
• Rhadamés Camacho: cuando el Comité Político se reúne se curan las heridas y nos volvemos cirujanos plásticos.
• Lucía Medina: tenemos el escenario perfecto para poder perpetuarnos en el poder.
• De Lucía Medina a Henry Merán: él fue diputado por el arrastre de mis votos
• De Merán a Lucía: a ella la arrastró el Estado. No le temo ni a ella ni a su hermano.
• Gustavo Sánchez: la situación del PLD es turbulenta y se necesita de buenos capitanes para conducirla en estos momentos.
• Melanio Paredes: el Comité Político ha secuestrado la dirección colectiva. Desde el 2001 no se someten al escrutinio de las bases. Ya solo nos vemos en las funerarias.
• Bautista Rojas: hay que buscar una salida a la crisis, pero con respeto a la Constitución.