Paliza afirma PRM no es ni será parte de acuerdos para reforma constitucional

El presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), senador José Paliza, advirtió este domingo que esa organización no es ni será parte de acuerdos tendentes a reformar el texto  constitucional para propiciar la reelección presidencial, y puntualizó a quienes anden en ese propósito que «si quieren contar,  no cuenten con nosotros».

Paliza señaló que el 70% del pueblo dominicano rechaza todo intento de reforma constitucional, y que el 59% aspira a que gobierne otro partido, por lo que «la reelección no es posible ni dentro ¡y mucho menos fuera del Congreso!»

Adelantó que al partido oficial le quedan 427 días en el poder y 90 días de transición, precisando que  quienes están dispuestos a defender las instituciones democráticas juntos somos capaces de doblegar  voluntades y  «¡juntos somos más!».

Las puntualizaciones del presidente del PRD están contenidas en una secuencia de tuits en su cuenta @JosePaliza, en los que escribió «[email protected]_Oficial no es parte, ni será de acuerdos tendentes a reformar el texto constitucional para propiciar la reelección presidencial. Si quieren contar, no cuenten con nosotros.

Expuso que «El 70% del pueblo dominicano rechaza todo intento de reforma, nuestra juventud quiere abandonar el pais, el 59% aspira a que lo gobierne otro partido. La reelección no es posible dentro, ¡y mucho menos fuera del Congreso!»

En otro tuit afirma: «Al partido oficial le quedan 427 días en poder, 90 días son de transición. Juntos somos capaces de doblegar voluntades, ¡juntos somos más!

Y concluye: «Nuestra organización política desde la dirección del Estado en el 2020 será gestor de un país distinto, generador de bienestar para todos».

La declaración de Paliza es coincidente con la del aspirante presidencial del PRM, Luis Abinader, quien afirmó también hoy que es firme la oposición del partido a la reforma constitucional y dijo que el presidente Danilo  Medina y el ex presidente Leonel Fernández están buscando modificar la Carta en su provecho personal. y no en beneficio del interés general.