Pepin Corripio y su evidente traición a la patria

Las últimas declaraciones del todopoderoso empresario “dominicano” Pepin Corripio han provocado ácidas críticas por los predios del nacionalismo dominicano.

Según el empresario de origen español la vecina nación haitiana es el principal cliente de él y de la República Dominicana.

Dirigentes nacionalistas cuestionan que el empresario mas rico del país solo vea en Haití un mercado de consumo para su diverso portafolio empresarial, sin embargo no vea, la alta carga humana que representa para la República Dominicana la nación mas pobre, analfabeta y enferma de todo el continente.

“No debemos tener problemas con un vecino, sobre todo cuando el vecino es el mejor cliente”, dijo Pepin.

Carlos Adames, connotado dirigente nacionalista dominicana al ser consultado sobre las penosas declaraciones del próspero empresario de origen español dijo “es evidente que Pepin Corripio es un traidor a la Patria, porque para el son mas importantes sus negocios con los haitianos que la depredación medioambiental masiva que ellos provocan o la enorme cantidad de parturientas que bombardean a nuestros hospitales quitándole cama a las nuestras”.

Sin duda alguna estas declaraciones de Pepin provocan serias dudas sobre su compromiso con la defensa de los intereses nacionales en momentos en que el país se encuentra como nunca antes en una incertidumbre existencial que corroe los cimientos de la dominicanidad que se ha construído desde aquel histórico 1844 cuando un puñado de hombres nacionalistas desafiaron un inclemente destino que nos postró por 22 años bajo el yugo haitiano.