Los riesgos crecientes en la Norteamérica de Trump. Escrito por Amable Paulino

Escrito por: Amable Paulino, Ph.D. Williamsville, New York

En días reciente una persona preocupada por el devenir histórico del actual orden mundial me pregunto ¿cree usted que el Presidente de los Estados Unidos Donald John Trump pueda llegar al mes de diciembre del año 2017 en su gobierno dadas las condiciones imperantes? Sobre esta cuestionante planteo lo siguiente.

Síguenos en Twitter @loquesucedecom

Si. A pesar de una prensa audiovisual transformada en un partido político de oposición, el Presidente Trump tiene las posibilidades no solamente de arribar al mes de diciembre del año 2017 sino también de ir más allá. Sin embargo, yo debo aclarar lo siguiente. El proyecto de gobierno del Presidente Donald John Trump es una parte de un movimiento político-religioso que aspira a ubicarse en la historia como la contra reforma del liberalismo de izquierda organizado por el ex Presidente Barack Hussein Obama. ¿Cómo podrá el Presidente Donald John Trump lograr esa meta dado las posiciones antagónicas al interior del gobierno y una gran cantidad de ciudadanos frustrados que ganaron el voto popular? Esta sería la pregunta lógica a seguir.

El Presidente Trump necesita tener un grupo clave operativo, que no lo tiene, que sepan de transformación de gobierno en tiempos turbulentos. El Presidente Trump está dando pasos que están creando las posiciones de altos mandos en el gobierno. Mas que esos altos mandos se necesitan operativos al interior del gobierno a los niveles GS-15. Estas personas ganan aproximadamente US$160, 000. Estos son supervisores de carrera y que están en las posiciones iguales o cerca a los subdirectores de una división federal. A cada uno de ellos hay que ponerle un gerente transformador sin parientes políticos en el gobierno dejado en pie por el ex Presidente Obama. Ese gerente transformador puede ser un socio silente – Silent Partner – desde luego estas personas trabajan por dinero porque son especializados en organización de gobiernos durante y después de la guerra. Los mejores de ellos no tienen ninguna ideología. Se dejan conocer pero no buscan solicitar trabajos. Es decir la burocracia actual no es favorable al Presidente Trump.

Síguenos en Facebook @loquesucederd

Por lo tanto el gobierno del Presidente Trump va a durar lo que su capacidad determine en hacer decisiones contundentes. El factor tiempo se está utilizando en desmantelar la arquitectura legal creada por el ex Presidente Barack Hussein Obama quien es un jurídico constitucionalista. Si se continúa en esa dirección, se dará la condición para una parálisis del funcionamiento del gobierno federal.  El Presidente Donald John Trump tiene que dejar fuera al mayor consejero político-espiritual que él tiene. Salirse a como a como dé lugar del drama político-militar que se lo han creado fuerzas oscuras al interior y fuera del gobierno. Al momento, el Presidente Donald John Trump está en una emboscada.

Para salirse de esa emboscada étnico-política religiosa, el Presidente urgentemente necesita ayuda clave de un jefe de operaciones de gobierno capaz de insertar instrumentos de decisiones de medidas de emergencia para reencausar su gobierno sin perder su poder. Los elementos que están con el Presidente Donald John Trump no son personas confiables. Todos ellos están contaminados con el virus que se llama el consenso de buscarse los beneficios económicos de cada uno de ellos.

Síguenos en Instagram @loquesucede