OPINION: Histórica ocupación de la isla española por Francis Drake, 1586. Por Héctor Silvestre hijo

Sir Francis Drake, es, sin duda alguna, uno de los navegantes más famosos de la historia. Nacido en Inglaterra, en 1543, hijo de un granjero y predicador protestante, llamado Edmund Drake.

Todo indica que Drake ascendió pronto gracias a su pasión, empeño y disciplina en cada tarea que realizaba en la vida.

Para 1574, la reina Isabel le había entregado una patente de corso, un documento que lo revestía de toda autoridad para embestir en contra de embarcaciones enemigas y tierras lejanas. En abril de 1581 fue nombrado caballero por sus extraordinarios servicios a la corona.

En una de las expediciones más espectaculares de la historia, Francis Drake zarpó de Plymouth, Inglaterra, el 15 de septiembre de 1585 acompañado de una poderosa flota formada por 23 navíos y unos 2,300 hombres.

Luego de haber saqueado algunos territorios, bajo dominio español, Francis Drake llegó a la isla de Santo Domingo o isla Española, una tranquila mañana del 10 de enero de 1586. En el Viejo Continente existía una idea de que la isla Española estaba rebozada de mucho oro y otras riquezas.

Al desembarcar por Haina (en la actualidad un municipio de la provincia de San Cristóbal) y explorar la ciudad, el corsario inglés descubrió que aquello era una fábula así que optó por pedir 200,000 ducados para entregar los puntos estratégicos ocupados y marcharse. Es prudente decir que los invasores encontraron una débil resistencia, casi nula. Más tarde Draque escribiría en su diario: “Todo sucedió como si los españoles quisieran entregar la ciudad como un regalo de año nuevo”. Al final, y para no alargar la historia, el gobernador de la isla, y también presidente de la Real Audiencia, Don Cristóbal de Ovalle, formó una comisión para negociar con el famoso y muy temido pirata inglés. Sólo se pudo reunir unos 25,000 ducados entre toda la población. Drake salió molesto, específicamente el 10 de febrero (justamente un mes de su llegada), y por ello, en su retirada, se quemó una parte importante de la ciudad, y llevó consigo, además, las campanas de algunas iglesias, municiones y algunos productos, como cuero, azúcar entre otros.

De Santo Domingo se dirigió hacia Cartagena de Indias, aprovechó y pasó por la isla de Cuba. Reunió una buena fortuna y regresó a Inglaterra donde fue recibido como el paladín de las expediciones.

Comentarios con Facebook

También te va a interesar

Nacionales

Temistocles Montás culpa a Leonel Fernández de salida del poder del PLD y de miles de peledeístas de la nómina pública; revela ahora LF está atrás del PLD para pacto político

Santo Domingo.- El dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Temístocles Montás, planteó este jueves que Leonel Fernández, expresidente de la República, contribuyó y se alegro de que esa organización saliera del Gobierno, pero […]