OPINION: Volverán los Asaltos al Parque de Las Praderas. Por Manuel Valdez

David Collado, Sindico del Distrito Nacional, como consecuencia del “Mega Asalto” en el Parque de Las Praderas, el 27 de Febrero pasado, sostuvo reuniones con residentes de la comunidad y algunos miembros de la nueva Junta de Vecinos de la Urbanización.

Por información del asistente del encargado del Parque, supimos que dentro de las buenas medidas tomadas por David Collado para enfrentar a los delincuentes había tomado la decisión de prohibir definitivamente la circulación de motores de los negocios los cuales realizan deliberes en el área, así como de motores que entran al parque en diferentes situaciones, para eso se cuenta ahora con una gran presencia policial, eso se puede constatar.

Sin embargo, ayer domingo en mi visita de rutina los fines de semanas al Parque, me encuentro con el escenario que los motoristas siguen incursionando dentro del Parque lo cual representa el mismo peligro que teníamos antes y durante del “Mega Asalto” dentro del Parque.

David Collado debe de conversar seriamente con las autoridades y con el gobernador del Parque para que esa permisividad sea erradicada en lo inmediato, y que de la única manera que se logra que los dueños de comercios del sector entiendan que el parque no es vía de motores, es confiscando los mismos, así como emitiendo multas por las violaciones.

Lo anterior no indica que los dueños de los negocios manden asaltar a los residentes dentro del Parque, lo que indica es que pueden tener individuos los cuales se dedican a delincuencias y que es una ventana de oportunidad para que los delincuentes entren al Parque y puedan escapar rápidamente en sus motores, así como también el peligro de accidentar a las personas las cuales disfrutan del Parque.

También pudimos observar que jóvenes de nacionalidad haitiana, solamente hablan el Creol, los cuales usan las canchas para jugar el futbol de pie, entran sus motores al Parque, lo cual debe ser prohibido.

David; aprieta la tuerca, haz valer tus ordenes para que los que son responsables de hacerlas cumplir hagan su trabajo, porque de lo contrario, pronto, muy pronto, volverán los asaltos al Parque de Las Praderas.